Encuentro Lat. Trata 2019El Padre Carlos José Tissera, Obispo de Quilmes y presidente de Cáritas Argentina, participó este domingo 10 de febrero del Encuentro Latinoamericano sobre Nuevas Esclavitudes y Trata de Personas “Juntos contra la Trata de personas” que se realizó en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (Suipacha 1034, Buenos Aires), y contó con la presencia del Cardenal Vincent Nichols, presidente del Grupo Santa Marta –fundado por el Papa Francisco para luchar contra la trata de personas-, miembros de ese grupo, religiosas, referentes de otras religiones, miembros de la Policía Federal Argentina, de Missing Children, del movimiento obrero y del sindicado de ladrilleros, entre otras personas.

 

Encuentro Latinoamericano sobre Nuevas Esclavitudes y Trata de Personas
“JUNTOS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS”


Sede de la CEA, domingo 10 de febrero de 2019

EXPERIENCIA EN LA DIÓCESIS DE QUILMES
Mons. Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes


 
Estimado Cardenal Vincent Nichols y miembros del Grupo Santa Marta, gracias por su visita a la Argentina. Muchas gracias a los organizadores de este encuentro por invitarme y tener en cuenta a nuestro Departamento de Trata y delitos conexos de la diócesis de Quilmes.

Expondré nuestra sencilla experiencia que ya cumple sus cinco años, aunque sus orígenes datan desde los albores de la creación de nuestra diócesis. Digo esto porque nuestra Iglesia Particular ha tenido la gracia de iniciarse con el pastoreo del Siervo de Dios Jorge Novak, quien se ha destacado como indiscutido defensor de los derechos humanos. Cuando se crea la primera cátedra de derechos humanos en el país, en la carrera de abogacía de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, su rector el Dr. Negri designó al Padre Obispo Novak como titular de la misma.

Novak inició su ministerio episcopal en el mismo año en el que comenzó la última dictadura militar, tan nefasta para nuestro país. Naturalmente que esta circunstancia del pueblo argentino marcó la vida de nuestro pastor. Para que nos asomemos a la talla de su personalidad y sintonicemos con su sensibilidad humana, me permito compartir con ustedes unos párrafos de su clase magistral en la Universidad de Lomas de Zamora, al iniciar el año académico 1985:

“El 19 de septiembre de1976 fui ordenado Obispo de la recién creada diócesis de Quilmes. No sospechaba en aquel momento que muy pronto me encontraría con un mundo insospechado de familias afectadas visceralmente por atrocidades espirituales. Familias, en cierta medida, moralmente proscritas en nuestra propia patria.

Mi visión de la realidad humana hubo de cambiar forzosa y rápidamente. Hasta entonces tenía mi propia opinión sobre los hechos, pero basada en una información insuficiente y deteriorada. Cada grupo familiar que trasponía los umbrales de mi oficina me comunicaba, a modo de ósmosis misteriosa, su carga de dolor y de angustia, reclamando comprensión, solidaridad, acción consecuente.

Comprendí entonces cabalmente, a partir de estos diálogos que llenaban las más de las páginas de mi libro de audiencias, que la historia tiene una superficie engañosa y una profundidad lacerante. Comprendí que sólo quien desciende decididamente a bucear en los abismos del dolor provocado en la historia por la injusticia y la prepotencia, para compartirlo y para regenerarlo, adquiere en plenitud creciente su propia dimensión humana.

En mi caso personal, valoré debidamente el axioma pastoral: ´el hombre es el camino primero y necesario de la Iglesia´. En esta experiencia vi claro que, sin actitudes sinceras con la situación de la familia argentina (la desaparición de personas; la destrucción premeditada de los centros de producción por los instrumentos de mezquinos intereses multinacionales; el hambre y la guerra…) me haría connivente y cómplice del mal en sus múltiples expresiones.

Fue un aprendizaje duro pero eficaz, con la pedagogía sencilla de descubrir la verdad de los hechos; indagar en sus causas profundas y asumir, sin pérdida de tiempo, sin temor al peligro, sin cansancio en la entrega, la defensa y promoción de la dignidad de la persona y de la familia, reclamando la plena vigencia de los derechos humanos inalienables”
 (Eduardo de la Serna. Padre Obispo Jorge Novak svd, amigo de los pobres, profeta de la esperanza. Guadalupe, Buenos Aires, 2002, 163)

Al primer pastor le debemos que nuestra diócesis haya celebrado dos Sínodos diocesanos, como expresión de su convicción de no tener otra originalidad que llevar a los hechos la riqueza doctrinal y pastoral del Concilio Vaticano II. Haciendo un repaso de sus largos años de pastor, decía que la vida diocesana había fluido por cuatro cauces: la opción preferencial por los pobres, la misión evangelizadora, la defensa de los derechos humanos y el ecumenismo.

No se me ha convocado para hablar sobre el Siervo de Dios Jorge Novak, pero creo que si no lo tenemos en cuenta, es como ver los frutos de un árbol sin contar con su raíz. Yo lo puedo apreciar cada año que transcurre de estos siete que ya llevo en este camino. Nuestra diócesis de Quilmes abarca tres partidos o municipios: Quilmes, Florencio Varela y Berazategui. Un total de aproximadamente un millón quinientos mil habitantes. Está en la zona sureste del gran Buenos Aires. La zona más humilde, con varios bolsones de pobreza. Solía decir Jorge Novak que le habían dicho que sería obispo de una población mayoritariamente obrera, pero que al llegar se encontró con una multitud de desocupados. Es la región más sensible a todas las crisis económicas que, por desgracia, se repiten en nuestro país. Precisamente en los inicios de la conocida crisis que desembocó en la hecatombe del 2001, Novak convocó a la celebración de una “Misa de la Esperanza”, que se celebra hasta hoy en torno a la fiesta de Cristo Rey. Desde esta última, lo hacemos en la Jornada Mundial del pobre.
En el año 2013, la Misa de la Esperanza tuvo este lema: “Decimos basta, decimos no… a la Trata de Personas”. Miles de fieles participaron de la misma. Nuestra diócesis se hizo eco del clamor de tantas familias que fueron víctimas de este flagelo. La Vicaría de Solidaridad creyó oportuno centrarnos en esta realidad dolorosa. Traigo aquí parte de la homilía de ese día:

“En nuestra región, concretamente en nuestra Diócesis, hay organizaciones sociales que se encargan de la búsqueda de las víctimas y el acompañamiento. Solemos ver esos rostros en fotos publicadas en distintos órganos de comunicación, en carteleras, en las paradas de los micros o estaciones de trenes. ¿Has pensado alguna vez que alguna de esas fotos puede ser de tu hija, tu hermana, tu sobrina, tu nieta?

Gracias al trabajo de la “Federación de Entidades de Fomento y organizaciones libres del pueblo de Quilmes”, de la Universidad de Quilmes y de Pastoral Social de las Parroquias Jesús de la Divina Providencia y de San Cayetano de Ezpeleta y Berazategui, podemos contar con algunos datos, correspondientes al último año (2012-2013): se han rescatado 273 chicas (179 argentinas) por los allanamientos que terminaron con el cierre de más de 100 prostíbulos. Hay 60 imputados; 47 aprehendidos y 13 en fuga. La tarea del fiscal Daniel Ichazo ha sido de gran importancia”.


Ese año, Francisco había sido contundente en la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes: “Reafirmo que la “trata de personas” es una actividad innoble, una vergüenza para nuestras sociedades que se consideran civilizadas. ¡Explotadores y clientes a todos los niveles deberían hacer un serio examen de conciencia ante sí mismos y ante Dios! La Iglesia renueva hoy su fuerte llamamiento para que se defienda siempre la dignidad y la centralidad de toda persona”. (Roma, 24 de mayo de 2013)

El Papa expresa algo que ya había manifestado cuando era arzobispo de Buenos Aires, cuando en la 4ª Misa por las víctimas de trata y tráfico de personas, en septiembre de 2011, dijo: “En esta ciudad la esclavitud no está abolida. En esta ciudad la esclavitud está a la orden del día y bajo diversas formas. En esta ciudad se explota a trabajadores en talleres clandestinos. En esta ciudad se rapta a las mujeres y a las chicas y se las somete al uso y al abuso de su cuerpo, se las destruye en su dignidad. En esta ciudad hay hombres que lucran y se ceban con la carne del hermano: Las víctimas del trabajo esclavo, la trata de mujeres en situación de prostitución”.

En esa Misa de la Esperanza del 2013 alenté a todos, especialmente a los que trabajan acompañando a las víctimas, a las familias; los insté a no bajar los brazos en una misión tan delicada y arriesgada; a unirnos frente a este flagelo social. Algunas de las personas que ya venían trabajando en ese campo se animaron a compartir su testimonio, entre ellos el Sr. Osvaldo Tondino, un laico de una parroquia de barrio, con una larga experiencia en el trabajo social desarrollado en las sociedades de fomento de Quilmes. Sin dudas fue la persona que nos animó a formar el DEPARTAMENTO DE TRATA Y DELITOS CONEXOS, dependiente de la Vicaría de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes.

También nos alentó a crear el Departamento la labor que realizaba la Comisión Nacional de Justicia y Paz, con su Equipo No a la Trata, de la Conferencia Episcopal Argentina.

El 18 de septiembre de 2014, firmé el decreto de Constitución del citado Departamento. Celebro que haya sido en el mismo año que el Santo Padre creó el Grupo Santa Marta.

Nuestra idea fue crear un equipo diocesano para la prevención y el servicio a esta problemática que aqueja a nuestras familias.

Prevención:
- Buscar los medios posibles para que la comunidad cristiana y la sociedad tome conciencia de esta realidad
- Difundir el magisterio de la Iglesia Universal y local sobre Trata de Personas.

Servicio:
- Asistir a las víctimas y a sus familiares.
- Judicializar los nuevos casos.
- Trabajar en conjunto con otras organizaciones para lograr un hogar destinado a atender a las chicas rescatadas para erradicar este flagelo en nuestro territorio.
- Colaborar con otras comunidades cristianas que estén trabajando en el mismo problema.

A poco de andar, imprevistamente sufrimos la triste pérdida del responsable del Departamento, el Sr. Osvaldo Tondino, el 27 de marzo de 2015. Sin dudas, el ´alma mater´ del proyecto. Pero gracias a Dios, quienes le acompañaron desde el inicio supieron tomar la posta y se han consagrado a este servicio con generosidad. Aquí están presentes integrantes de ese valioso equipo: María Esther Dandrea, Justina Gómez y Digna Gómez. Digna es mamá de una chica victima de trata, que aún se la sigue buscando; Mariela fue captada durante la fiesta patronal de la Parroquia Madre de Dios, de Florencio Varela.

Actualmente el Departamento cuenta con el acompañamiento de su asesor, el P. Ignacio Blanco, quien está a cargo del Departamento de Justicia y Paz, en el ámbito de la Vicaría de Solidaridad.

Consideramos muy importante el trabajo en red, necesario en todos los ámbitos de la sociedad, pero mucho más en esta cuestión tan delicada. Por ello la tarea cuenta con el constate apoyo y servicio de la Fiscalía N° 1, de Berazategui, a cargo del Dr. Daniel Ichazo y sus colaboadores, la Universidad Nacional de Quilmes y otras instituciones intermedias. La Universidad ha tenido un importante papel organizando jornadas de sensibilización, desde "extensión universitaria, vinculación social". Estas jornadas luego llevaron el nombre de Osvaldo Tondino. Las mismas están destinadas al sector docente. Se realizó un convenio de la universidad con el jefe distrital de educación, para que puedan participar directivos, docentes, equipos de gabinetes, etc.

También la Universidad organizó cursos de capacitación para personas deseosas de trabajar en la prevención en las escuelas. Esto se trabajó en conjunto con la fiscalía, el departamento del obispado y departamento de DDHH de la universidad. Así nació el proyecto "De eso se trata", cuyo Objetivo principal es prevenir la explotación sexual y laboral.

Sus objetivos específicos:

- Generar espacios de formación para que estudiantes, graduados, docentes, profesionales, funcionarios públicos e integrantes de organizaciones sociales cuenten con las herramientas necesarias para la difusión y prevención de la Trata de Personas.
- Realizar campañas de prevención en instituciones educativas, organizaciones comunitarias e instituciones que requieran la presencia de un equipo especializado en la temática, para multiplicar con jóvenes, situaciones vinculadas con la Trata y su abordaje.
- Conformar un equipo especializado en comunicación y diseño, que cree materiales de difusión en distintos soportes sobre la temática para ser distribuidos en establecimientos educativos, organizaciones y lugares estratégicos.

Esto es lo que puedo compartirles. Espero que sea útil para que otros se animen a generar espacios de contención y de ayuda para las personas que padecen este flagelo. Animados por el pastoreo de nuestro Papa Francisco, cada uno, desde el lugar donde Dios nos ha puesto, trabajemos como discípulos misioneros de Jesús al servicio de la liberación integral de la persona humana.

JUNTOS CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

En la página web de la Diócesis de Quilmes podemos leer:

DEPARTAMENTO DE TRATA Y DELITOS CONEXOS

Sede: Catedral "Inmaculada Concepción", Rivadavia 355, Quilmes
Teléfono: (011) 4189 9727 se atiende las 24 hs
E-mail:
 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Atención personalizada: todos los jueves de 17 a 20 hs en Catedral de Quilmes (Rivadavia 355, Quilmes)


+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes